Blog

Cómo hacer que tu hogar sea ordenado, minimalista y acogedor a la vez

Estamos seguros que si llevas un estilo de vida minimalista no es porque quieres que lleguen visitas a tu casa y que parezca que estás en cuclillas hablando con alguien en una casa vacía. Incluso los nómadas viajeros que guardan todas sus pertenencias en una sola bolsa no viven así. Por lo general, encuentran un buen alojamiento y llevan lo ultra esencial en su mochila.

Tampoco querrás minimizar demasiado la decoración de tu hogar. Todo en blanco se ve mucho mejor en una foto de calidad profesional que en una casa de la vida real. Eso no quiere decir que lo básico no deba ser rígido si eso es lo que te gusta, pero siempre debe haber algo más si quieres que tu hogar sea acogedor. Hemos prestado atención y consultado con Bahia House quienes construyen casas prefabricadas perfectas para un estilo minimalista, y estos hogares que aplican tan bien la técnica, parecen tener un ingrediente secreto. Por lo tanto, si te sientes un poco perdido en tus esfuerzos de tener un hogar acogedor y simple, sigue leyendo.

El secreto está en las texturas

Las texturas son todo un tema, y debes aprender a amarla. ¿Qué significa eso exactamente? Básicamente, usa una variedad de materiales y formas que hagan que tu habitación no sea plana.  En la mayoría de las habitaciones, esto es tan simple como usar una mezcla de telas y materiales duros como madera o piedra. Los cojines son una forma clásica de agregar un poco de textura a la decoración.

Intenta ser estratégico con tus compras. Es la oportunidad de adquirir cosas que destaquen y hacer que tu hogar minimalista sea atractivo tanto visual como físicamente. Tampoco abuses de la decoración, puedes pecar de agregar demasiados accesorios a un espacio y hacerlo sentir recargado. Hay quienes pierden la noción de los colores y colocan almohadones por todos lados, y eso no se ve bien. Utiliza las herramientas con prudencia.

Otra opción son las mantas, que cambian el juego y son una manera súper fácil de traer texturas únicas como hilo grueso, chenille o piel sintética si eso es lo tuyo. La idea es colocar texturas que probablemente no tengas en otras áreas. Cosas como esas realmente agregan una característica acogedora a un hogar minimalista.

No olvides las paredes. Pero, siempre tomando en cuenta que esta es un área en la que deberías ser simple y estratégico. No bombardees tus paredes de diseños con la excusa que quieres darle textura. Una pintura simple como la que se utilizan en las entregas de casas industrializadas o unos estantes de cajas geométricas pueden ser agradables para que tus paredes no se sientan planas y aburridas. La textura en las paredes también es excelente para disminuir el eco y el rebote del sonido. Por lo tanto, tu hogar sonará aún más acogedor.

Una paleta de colores simple

Si eres una persona un poco osada, salpica un poco de eso en tu decoración, pero solo un poco. Los colores brillantes y dominantes en las paredes tienen el efecto opuesto de invitar. Si desea que tu hogar minimalista sea acogedor, debes reservar tus colores llamativos para resaltar pequeños detalles. Esto hará que ese color favorito tuyo resalte en una habitación que de otro modo estaría opaca. Elije un puñado de colores complementarios para trabajar (o uno o dos si deseas un estilo más monocromático). Y encuentra formas de repartir esos colores por todo el lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *