Blog

Los cuidados en la manipulación de alimentos

Las empresas que producen alimentos para consumo humano tienen la obligación de cumplir con una serie de procedimientos y cuidados de seguridad a fin de cuidar la salud de sus clientes y trabajadores, tomando precauciones para evitar la contaminación química, biológica o física.

Los productos pueden contaminarse en cualquier fase de la cadena productiva: procesamiento de las materias primas, producción, empaque o distribución. Puede suceder, por ejemplo, si se dejan los alimentos expuestos a altas temperaturas, si se usan ingredientes en mal estado o ante una higiene deficiente del lugar o sus empleados.

Aunque todas las empresas de procesamiento de alimentos confían en compañías como Gr Maq, dedicada el desarrollo de maquinarias de producción alimentaria, es fundamental que tomen las medidas necesarias para una correcta manipulación de la materia prima.

Para evitar o reducir los riesgos de contaminación de alimentos y favorecer la buena salud de consumidores y trabajadores, se deben tener en cuenta las siguientes cuestiones:

Higiene personal

Los empleados deberán concurrir al establecimiento de producción de alimentos en correctas condiciones de aseo y efectuar un constante lavado de manos usando agua y jabón y secándoselas con toallas de papel descartables.

 Se tienen que lavar las manos antes de comenzar su labor y cada vez que se interrumpe por cualquier motivo, después de manipular dinero y basura, luego de usar pañuelos para toser, limpiarse la nariz o estornudar, antes y después de tocar alimentos crudos y cocidos.

También después de ir al baño, tocar animales o insectos o usar químicos como insecticidas, desinfectantes o veneno. Por otro lado, sus uñas deben mantenerse cortas y limpias.

Deben usar cofias para evitar que caigan cabellos sobre la preparación y guantes descartables.

Está prohibido que coman, prueben los alimentos, fumen y mastiquen chicles durante el proceso productivo.

Salud de los trabajadores

Los empleados no deben entrar en contacto con los alimentos si poseen secreciones en la nariz, ojos u oídos, si presentan vómitos, fiebre, diarrea o nauseas o si se han lesionado las manos.

Además, si algún miembro de su familia con el cual convive presenta alguno de estos síntomas, tomar precauciones para no contagiarse e informarlo al empleador.

Almacenamiento

Los alimentos se deben conservar en estanterías, alejados del suelo y de las paredes y separando los que son crudos de aquellos que están cocidos. Lo mejor es que no compartan el mismo estante, o bien que estén guardados recipientes herméticos.

Además, los lugares de almacenaje deben estar limpios y tener la suficiente ventilación y protección de la humedad y la luz solar.

Los alimentos que tienden a producir bacterias deben ser almacenados en cámaras frigoríficas, congeladores o heladeras.

Preparación

Los utensilios y maquinarias de producción alimenticia deben ser mantenidos en perfecto estado de limpieza. Ya sea se trate de una cortadora, mezcladora, amasadora industrial o plegadora, todas deben ser lavadas con productos especiales procurando que no queden restos de suciedad o comida.

Además se deben cocer los alimentos a la temperatura adecuada para asegurarse que no queden crudos y que no se generen o reproduzcan bacterias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *