Blog

La Quiniela, el juego más popular de la Argentina

Los juegos de azar son una forma popular de entretenimiento a lo largo del mundo entero y han surgido hace muchísimos años en civilizaciones antiguas como la china, la romana y la egipcia.

Desde sus orígenes han sufrido modificaciones no solamente en la forma de jugar y en sus presentaciones, sino también en el modo de hacer las apuestas. Antiguamente se apostaban propiedades, metales preciosos e incluso personas.

En la actualidad existen casas especializadas donde los jugadores apuestan una determinada cantidad de dinero a cada juego en particular y luego visitan el portal Loterías Mundiales para verificar los resultados de sus jugadas.

Entre los juegos famosos mundialmente existe uno de origen rioplatense que con el tiempo se ha constituido en preferido de los argentinos. Estamos hablando de la quiniela.

Su popularidad no radica en pozos millonarios, premios gigantes o dobles chances de ganar, sino en que es posible jugarlo apostando una pequeña cantidad de dinero y ganar. Esta característica lo ha convertido en el favorito de las clases socioeconómicas menos favorecidas.

Origen de la Quiniela

Los comienzos de este juego se remontan al 1900, cuando un comerciante vasco radicado en Rosario, Santa Fe, llamado Domingo Irigoyen, empezó a tomar ilegalmente apuestas a la unidad o a la decena de los números que salían favorecidos en la Lotería de Beneficencia Nacional, actualmente llamada Lotería Nacional.

Las apuestas se tomaban con unos pocos centavos, y los premios podían ser dinero en efectivo, artículos o bienes determinados previamente por cada organizador del juego.

La palabra “quiniela”  proviene del latín “quintus”, que significa cinco. Se puso este nombre en honor a las cinco cifras que se sorteaban en la lotería.

Oficialización de la Quiniela

Dado que surgió de forma ilegal, la quiniela era conocida como “la clandestina”, y se jugaba en bares, almacenes, kioscos de revistas y comercios de venta de bienes diversos. Fue en sus inicios la lotería de los pobres, aquella que les permitía soñar con alcanzar un premio con unas pocas monedas de inversión.

Tucumán fue la primera provincia en legalizar la quiniela, en 1959, seguida por Formosa en 1966. Pasaron 5  años más, hasta que en 1973, fue oficializada en el ámbito de toda la República Argentina.

A pesar de haber sido inventada en nuestro país, este juego de azar trascendió las fronteras y se difundió en otros Estados. Entre ellos, Uruguay y República Dominicana, que la legalizaron mucho tiempo antes, en 1950 y 1952, respectivamente.

Particularidades del juego

La Quiniela rioplatense se relaciona con el mundo onírico. De acuerdo a la temática o contenidos de los sueños del jugador, existe una correlación numérica que se obtiene a través de una tabla.

En las casas de apuestas podrás ver más en detalle cada número y su sueño correspondiente.

Actualmente existen las modalidades Matutina, Vespertina y Turista, además de los convenios entre las diferentes jurisdicciones. Esto significa que un jugador porteño puede apostar a la Quiniela Nacional, a la Santiagueña o a la Uruguaya, multiplicando las chances de ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *